Curiosidades de casino Entretenimiento Juego responsable juegos de azar Juegos populares novedades

Guía de Old maid

Old MaidOld Maid es un juego de cartas para niños y toda la familia que es muy popular en Estados Unidos. En Francia, el juego se llama Vieux Garçon (Niño Viejo) y Le Pouilleux (Pésimo). El Old Maid es un favorito constante de los niños y muy divertido para las familias que juegan juntos a las cartas. Las barajas de colores hechas especialmente para el juego son muy populares, pero independientemente de los naipes utilizados, las reglas son las mismas. Disfruta la guía de Old Maid en Casino777.es.

 

Historia del Old Maid

Las reglas del juego de Old Maid, fueron registradas por primera vez en 1884 en Bazaar, Exchange and Mart en 1883 como un «juego recién creado». Sin embargo, es muy posible que este juego de cartas sea mucho más antiguo y que derive del juego francés del Vieux Garçon, cuyas reglas aparecen por primera vez en 1853, o del juego alemán del Black Peter cuyas reglas se registran ya en 1821. Todos estos juegos son bastante antiguos y derivan de simples juegos de azar en los que el objetivo era determinar un perdedor que tuviera que pagar la siguiente ronda de bebidas.

Originalmente, se empleaba una baraja de 32 o 52 cartas francesas, siendo la reina de diamantes o la jota de picas normalmente la carta impar y el jugador que es el último en llegar y se queda con una sola reina o jota se convierte en la «vieja doncella», «vieux garçon» o «black Peter», dependiendo del juego.

 

Variantes antiguas del Old maid

Scabby queen

La «Scabby queen” es una versión de Old maid que se juega con una baraja estándar a la que se le ha quitado la reina de bastos. El jugador que se queda con la «Scabby queen» (reina de bastos) es el perdedor y recibe un número de golpes en los nudillos con el borde de la baraja. El número de golpes se decide barajando la baraja y haciendo que el perdedor saque una carta. El número de golpes se basa en el valor nominal de la carta o, si es una sota o un rey, 10 golpes; si es una reina, 21 golpes. Si el perdedor saca una carta roja, recibe golpes suaves; si es una carta negra, golpes fuertes.

Black Peter

El juego equivalente en muchos países europeos se conoce como «Peter» o «Black Peter», y se juega con cartas especiales, normalmente la 31 o la 37, en las que el impar suele ser un deshollinador o un gato negro. También se puede jugar con una baraja estándar de 32 cartas de la que se saca un gato negro. El perdedor suele mancharse la cara con un trozo de hollín o de corcho quemado.

 

¿Cómo jugar Old maid?

La baraja

Se utiliza la baraja estándar de 52 cartas, pero se elimina una de las cuatro reinas, lo que deja un total de 51 cartas.

Objetivo del juego

El objetivo es formar y descartar parejas de cartas, y no quedarse con la carta impar (una reina) al final.

 

La repartición

Cualquier jugador baraja la baraja y las reparte, de una en una, a cada jugador hasta que se hayan repartido todas las cartas. Las cartas se reparten de forma equitativa entre los jugadores hasta que se utilicen todas. No es necesario que los jugadores tengan manos exactamente iguales.

 

El juego

Los jugadores retiran todas las parejas de su mano y las colocan boca abajo en la mesa frente a ellos. En el caso de que tengan tres iguales, sólo pueden colocar dos de esas cartas. Después de que cada jugador haya terminado esto, el repartidor comienza la siguiente fase del juego permitiendo al jugador de su izquierda elegir una carta de su mazo.

Esto se hace extendiendo la carta, boca abajo, en la mano para que el otro jugador pueda elegir cualquier carta de la mano del repartidor. A continuación, el jugador que ha elegido una carta debe retirar las nuevas parejas de su mano. A continuación, ofrece su mano al jugador de su izquierda. Esto continúa alrededor de la mesa hasta que se emparejan todas las cartas menos una, la Reina única. El jugador que se queda con la última reina es Old maid (doncella vieja).

 

Irregularidades y trampa

Si se descubre que algún jugador ha descartado dos cartas que no son pareja, (provocando así que queden tres cartas sin emparejar en lugar de una al final), el jugador que cometió el error pierde y se convierte en la Old maid.

 

Variaciones modernas

En Francia (y otros países), donde el nombre del juego es masculino, se retira una jota del mazo en lugar de una reina. El perdedor del juego se queda con la última jota después de que se hayan contabilizado todas las parejas.

El Old Maid, y otros juegos similares, pueden jugarse a la inversa. En lugar de que el poseedor de la Old maid sea el perdedor, se le declara ganador del juego.

 

El juego de Old maid es divertido e ingenioso, es perfecto para disfrutar en compañía de toda la familia y en el caso de los más pequeños del hogar, les ayuda a desarrollar habilidades como separar, contar, emparejar y reconocer números. Este juego antiguo no pasa de moda y todo lo contrario, cada vez se vuelve una opción más atractiva para los viernes de juego familiares y para los momentos que deseamos salirnos de la rutina con algo de diversión sana.