Los grandes NO de los casinos

  22.03.2019 en Juegos populares, Entretenimiento

 

 

Nos encantan los casinos en línea. Algunos van más allá y visitan los casinos físicos, otros esperan el gran momento para acudir a una lujosa sala de juegos en algún hotel de Macau. Los nervios y la emoción que llevas encima la primera que vez visitas un casino pueden llegar a sacar lo peor de tus decisiones.

Hoy en Casino777 te decimos lo que nunca debes hacer cuando visites un casino.

 

Intentar hacer trampa

 

Parece muy obvio, pero algunos de los juegos tienen un boto de miles de euros. Sabemos que se trata de cantidades muy jugosas y puede pasar por la mente de más de uno la oportunidad de hacer trampa para llevárselo todo.

Sin embargo, cada vez que entras en un casino hay, al menos, una cámara apuntándote y un personal altamente calificado preparado para ver tu juego sucio. Y debes saber que no es ninguna tontería. Muchos acaban en prisión por haber hecho trampa en un pasatiempo de casino, ¿crees que vale la pena pasar un tiempo en una celda por intentar llevarte un bote a casa?

 

Pagar tu frustración con el crupier

 

 

Entendemos que perder una gran cantidad de dinero en un juego de mesa puede ser frustrante. Sin embargo, debes recordar que el único responsable de haber apostado y por lo tanto perdido, eres tú. Ni el crupier, ni el camarero, ni ninguno de los otros trabajadores del casino tienen la culpa, así que no lo pagues con ellos.

 

Esperar pagar el alquiler/hipoteca

 

El casino es el lugar perfecto para pasar un buen rato girando las ruedas de las tragaperras y poniendo a prueba tus habilidades de estrategia con los juegos de mesa. Sin embargo, algunos ingenuos pueden ver el casino como un fantástico lugar en el que conseguir un nuevo ingreso.

Jamás veas el casino como un ingreso, sino como una forma de juego y ten en cuenta que se trata de una empresa y los mayores ingresos se los lleva la banca. Eso no significa que no puedas ganar. Cada día centenares de afortunados ganan jackpots y otros premios fantásticos. Recuerda, la suerte y el azar no siempre van de la mano.

 

Intentar recuperar perdidas

 

 

 

Digamos que estabas preparado para perder 50 euros. Sin embargo, tras perder estos 50 euros has querido probar un nuevo juego de casino y has perdido 10 más. Entonces quieres, al menos, recuperar esos 10 de más. Puede que parezca sencillo, pero es una muy mala idea intentar recuperar lo que has perdido. Lo mejor es que una vez hayas perdido la cantidad de dinero que tenías pensada apostar, te vayas o simplemente disfrutes observando a los demás jugadores.

Cuando intentas recuperar pérdidas, las posibilidades apuntan a que vas a perder más. Decide cuánto dinero estás dispuesto a perder y si ganas, ¡fantástico! Si no hay suerte, vete a casa y quizá otro día la fortuna se apiade de ti.

 

Pedir dinero prestado

 

Al parecer la suerte todavía no te ha sonreído. Sin embargo, sabes que está muy cerca y solo necesitas un poco más de dinero que en ese momento no tienes para ganar el gran bote. Para eso están los amigos, ¿verdad?

¡No! Una de las peores decisiones que puedes tomar en un Casino es la de pedir dinero prestado. Recuerda, no has tenido la suerte para ganar ni para conservar tu dinero. Si te animas a pedirle prestado el dinero a un conocido, puede que también lo pierdas, y en ese caso te irás a casino solo con pérdidas, sino también con una deuda y mala reputación.

En el peor de los casos, algunos jugadores acaban pidiendo dinero prestado a personas que no conocen y se dedican a realizar préstamos ilegales. ¿Qué más se puede decir? Ilegal, peligroso y lo último que quieres hacer cuando visites un casino.